Jueguetes Mexicanos

A petición de un compañero, y conveniente saliendonos un poco de los temas actuales que agobian a la sociedad, me permito en esta ocasión remembrar algunos segmentos de la infancia, mios y considero que de muchas personas mas, con los cuales se sientan identificados, asi como anecdotas y particularidades de los famosos juguetes mexicanos.
La Lotería

Al menos en lo particular, en los albores de mi infancia y en la actualidad, es común, cl´sico y bello, llegar a un lugar, en este caso a la casa de la abuelita, como es en mi caso y que las tías se pongan a jugar lotería y todo eso, mas lo bonito no es tanto que se pongan a jugar si no la manera tan particular que tienen, así mismo considero que muchs familias mexicanas siempre tienen algo en particular para poder ugar como se debe la famosa Lotería, en la cual de las 54 barajas, cada una tiene un significado especial y una conotacion distinta. Recuerdo que hace poco estabamos en la casa de mi abuelita y pues como no queriendo te vuelves parte del juego y de la vida y pues me puse a jugar lotería, y la verdad, yo no estoy muy bien ambientado a como se jugaba la “lote” en aquellos años en que vivieron su esplendor mis tias y abuela, pues uno basicamente pone la ficha donde salga la baraja, si sale el catrín pues pones la ficha en el catrín, no tiene mayor ciencia, pero la cosa se pone sabrosa para algunos, y un tanto molesta para mí, porque mis tias, en particular una, son de las que al momento de sacar la baraja, avientan toda una letania para el personaje u objeto que nos atañe, por ejemplo: “¡El Caso!, El caso que te hago es poco y el caso es llegar temprano!”, “El Sardo”, “La Chichona”, “La tomatona”, entre otros adjetivos calificativos que se les ponen, el punto es que como no estoy muy bien ambientado, se me pasan las barajas por que no entiendo lo que estan diciendo; en una ocasion y a manera de corolario, lanzaron el soldado y dijero “Sardo”, cosa que yo entendi ” “Cerdo” y estaba buscando como pendejo el “Marrano” y nada resulto que era el “Soldado” y ya se me habia pasado por que dijeron el “Paraguas” y pues a duras penas gane, cosa que no tengo suerte para la loteria. Pero es sumamente maravilloso y muy creativo el juego, original en pocas palabras, el pinche “Bingo” no tiene comparacion con la loteria.

El Yo-Yo

Otro de mis juguetes preferidos, (ahh como remembro aquellos momentos), el famoso Yo-Yo, tecnicamente desconosco el origen del nombre, pero es divertido la verdad, a mi una vez me regalaron un yo yo de madera, pero no me gustaba mucho, estab muy grande y como que yo muy pequeño y no me cuadraba bien, pero recuerdo que por aquellos años, que seran como en el 92, 91, existio una marca llamada “Duncan” que abarcaba tanto trompos como Yo-Yo, y los yo yos eran la mamada, mi predilecto siempre fue el Profesional, delgadito, manejable, aunque no era un crack para el yoyo, pero si me salia muy bien el Trebol, la vuelta al mundo, el perrito, el columpio y creo que nada mas esos, habia cabrones que eran buenisimos para esa cosa, les salian de fantasias y todo eso, y por mas que vi en los alrededores de la colonia, posters donde se hacian torneos nunca pude encontrar un pinche torneo, las picas las haciamos en la escuela o en el salon con la raza, la suerte mas chida y la apuesta era de 2 mil pesos, en aquellos tiempos, ahorita dos pesos, pero la tranza consistia en haber a quien le salian mas treboles, y cada vuelta de mas te daban dos pesos, pero despues de las 10 vueltas, y pues como añoro mis yoyos duncan.

El Trompo

El trompo, quien no recuerda aquellos dias, las suertes que se hacian con el trompo, de fabula, los mejores siempre para mi fueron los de madera, aunque los trompos Duncan, estaban perfectos, pues era mas tecnologia, pero los de madera, facil reventabas al otro con un “Canco”, puesto que si punta siempre era de metal y no se gastaba con tanta facilidad, y le reventabas la madre al otro; o la suerte de lujo, el boomerang, esa estaba chingona, muchos la hacian, pero creo que habia que tener clase para hacerla, o el pendulo creo, pero el chiste es que el trompo lo deslisabas de tu mano y se iba por la cuerda y despues lo alzabas y caia en tu mano. De las suertes que considero mas cabronas y que nunca me salio, fue la de bailar el trompo en la uña, como los profesionales de Duncan que una vez fueron a la primaria y dejaron a todos como unos pendejos, de todas las suertes que se sabian y uno se mofaba de que le salia el boomerang, pero en realidad era una chulada todo eso.

El Balero


Este es la mamada de las mamadas, aqui no hay de muchas, ni de dos ni de tres, el que es bueno, es en las capirochas, aunque a mi a lo mucho me salen 6 seguidas y pierdo el ritmo, pero el instrumento es de lo mas rudimentario, de lo mas original. Creo que es una aportacion a la humanidad, el Balero.

Una respuesta a “Jueguetes Mexicanos

  1. Con esta entrada no he hecho nada mas que reirme recordando lo torpe que simpre fui, y sigo siendo, con todos estos juguetes… Cuantos corajes no hice en toda mi infancia por que nunca ganaba en la polaca y tambien porque nunca he logrado ensartar el mendigo balero!!! Ta re Perro!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s