Fix You

Powered by Castpost

Olvide como te despedí, como te ame, como te añore, en ocasiones me sonrió un tanto, me quedo a oscuras, me pierdo en la noche, inhalo tu fragancia sin cesar, que compro esporádicamente para no olvidarme por completo de tu presencia, por que de tu imagen no tengo absolutamente nada, ni una mirada… en un sofá voy contemplando lentamente como se esfuma tu silueta que ya es tan desconocida para mi, tu inocencia por algunos instantes en su momento te invito a regresar, con risas y llantos te voy olvidando, me voy apagando y me voy consumiendo lentamente, cuando en tu vida, ni un minuto de tu vida aparezco, me esfume lustros atrás, dejando conmigo ni mi mas insignificante existencia, en tus maletas, se fueron mis mejores días, mis días de alegría, mi calor, mi amor, mi esperanza, a mi no me quedo nada. Te ofendiste el momento en el que desolado acudí a tu ayuda, pero nunca me ajuste mucho a la verdad, las ultimas palabras que pronuncie fueron que tuvieras presente mi sinceridad y lo dulce de mi corazón.

Paso el tiempo y algunos cables ya están en su sitio, otros no tienen junta, existe una maraña que aun no puedo desenredar y por lo tanto no consigo arreglar. Poco a poco con paciencia el corazón de los seres humanos, con tiempo se arregla, olvida, perdona, unos cuantos logran superarlo, otros sencillamente se pierden en la penumbra, se pierden en la inmensidad de un mar sin fin, quizás por culpa, pero en cuestiones de amor, culpable quien, si podemos contemplar las olas del mar, que vienen y van, no sienten penas, no saben sufrir, se van perdiendo en la inmensidad de un mar sin fin y es así como uno logra poder abordar otro barco, es así como yo he abordado otro barco.

Donde las razones, el amor, la sinceridad y todo aquello que el ser humano llama amor, no existe, solo existe la sonrisa, donde los barcos vuelan, donde los pájaros hablan, donde nunca abriga la noche, donde puedo volar, donde me puedo perder en una pintura, donde el color azul zafiro es mas hermoso que el color del mar, donde me puedo meter en una pintura y me puedo perder en ese horizonte, donde puedo pisar la playa, donde no existes tu.

Delirios de una mente que de alguna forma se encuentra perdida, no encuentra la luz, no encuentra el horizonte, donde todo esta perdido, donde no puedo remplazar a nadie por que todo mundo y cada uno es único, donde amar y no ser correspondido es lo mismo que amarse a si mismo, donde no se que podría ser lo peor que le pueda pasar a uno.

Solo déjame un poco mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s