Cuenta Regresiva

Quiero un café, un cigarro, un buen libro y un cómodo sofá.

Que será lo que ocurre, cuando deja de haber imaginación, cuando tu cerebro, sencillamente, se esta atrofiando; es algo simplemente curioso, por ende entendemos, que soy abogado, filosofo, escritor de mala muerte, un tanto aristocrático y un buen catal. Seguimos, como analogía, un carpintero, un albañil… dejan de funcionar cuando sus huesos no pueden mas, debido a diferentes circunstancias, una de ellas podría ser la artritis o la osteoporosis, sencillamente el organismo y cuerpo humano ya no rinde al cien por ciento, pasa lo mismo con la gente pensante, que su única arma de trabajo es la mente. Desgraciadamente a esta herramienta, la he desgastado y la he sobregirado mas de la cuenta, pudiendo recordar aquellas noches implacables de lectura filosofal, de gastronomía, de astronomía, matemáticas, ciencias, derecho, literatura medieval, entre otras ciencias que se derivan de las ulteriores. Y el sueño lo he dejado en banda, me he aprovechado de él, no tomando en cuenta las repercusiones que podrían presentarse en un tiempo futuro y desafortunadamente ese tiempo futuro, se ha llegado y empieza a correr la cuenta regresiva. Mi deterioro cerebral considero que se esta desarrollando rápidamente, me han comenzado estragos interminables de cansancio, fatiga, somnolencia, locura, paranoia, entre otras alucinaciones.

Desearía y quisiera poder cambiar mi estilo y ritmo de vida, dejar aun lado los tantos vicios que me circundan como lo es el cigarro, el alcohol, el café, las mal pasadas, las noches de insomnio, todo esto para saber, ver, y contemplar si en realidad puedo rendir mas de la cuenta, y también si se detiene y avanza menos rápido mi deterioro cerebral.

Haciendo un análisis, puedo dilucidar, si dejo el cigarro, evitare las manchas amarillas en mis dientes, evitare el mal olor que se queda impregnado en la ropa, ira desapareciendo poco a poco lo amarillo de mis uñas.

Si dejo el café, por un tiempo andaré como loco, pero evitare sentir los estragos que me produce el café, como lo es el insomnio, el mal olor bucal, mejorare en mi rendimiento.

El alcohol, pues en realidad lo bebo de vez en cuando y tiene que ser un escocés en las rocas y eso para calmar la tensión y sosegar el estrés.

Deseo poder comer mis tres comidas diarias, poder levantarme y desayunar amenamente, algo ligero, una suculenta comida y una deliciosa cena ligera, quiero saber que se siente. Estoy fastidiado de levantarme, llegar a la cocina, y escuchar “Good Morning Mr. Duartte, here’s you’re coffee, and the news paper is on the table” leer noticias, ver noticias, tomar café, fumar un cigarro, 30 minutos después…”Taxi, take me to the MIT” y al llegar las 5pm, una comida, me olvido de la cena, me duermo pensando estoy muriendo lentamente.

A las 12am, escuchar que tengo nuevos emails, nuevos voice mails, checarlos, analizarlos para tenerlos listos en la mañana.

Sin duda alguna el ritmo de vida que llevo y muchos mas, es avasallador, desgastante y exasperante.

Y si no puedo cambiar mi ritmo de vida, he de morir así, y recuerdo haber leído en el blog titulado. “De Tu Arte A Mi Arte” del rister Mike; un articulo en el cual habla sobre la muerte de Steve Erwin y que esta persona, murió haciendo lo que mas le gustaba y el rister Mike, menciono que a el le gustaría morir COGIENDO, y sin duda alguna me embargo la risa, por la sutileza, la finura y la tersura de decirlo.

Si yo he de morir, me gustaría morir leyendo.

De esa forma si me encantaría morir.

Una respuesta a “Cuenta Regresiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s