Tu Sonrisa Decora La Tarde

Aquí estoy, he regresado una vez mas, aun te sigo contemplando la respiración de tu sueño, mientras te acecho en el umbral de tu alcoba. Sin querer se escapa una lagrima y corre apresurada para saltar al vació, habiendo recorrido gran parte de mi pómulo y mentón, sin pensarlo, dejo a la suerte tu descanso.

Caminando por el pasillo que llega a tu cuarto, rememoro demasiadas cosas, aspectos nunca antes vislumbrados por ti o por mi, cosas nunca antes dichas por ti o por mi, que solo se han quedado en la mente, como esencias de realización facticas y que solo se pueden concebir en la mente humana. Muchas de las veces, nunca nos hemos puesto a reflexionar, a pensar en el unjo y en el otro, solo vivimos, solo somos gente pasando. Pero si recuerdo algo que hasta hoy en día, hace que mi piel se estremezca, el estar en tu cama, tenerte en mis brazos, contemplarte dormida, y escuchar tu respiración en aquel cuarto donde el silencio es sepulcral. O también cuando me jugaste aquella broma, que de no haber sido por tus besos, me hubiera hundido en un lamento; -¡Adivina, vas a ser papa¡ – No te mentí, quizás yo era el mas sorprendido, mi ego iba a estallar; – No te creas es una broma, pronto lo tendrás.- Que bromas aquellas. También recuerdo que una ocasión, contemple en tus ojos el universo entero, y ahí se encontraban todos los secretos de la vida, no te lo dije, solo me limite a besarte desenfrenadamente, como un lobo en celo. Recuerdo la primera vez que tu cuerpo yació en mi cama, y antes de eso, lave tus delicados pies, frotándolos con aceites, recorría cada uno de tus pequeños dedos, tu pie es tan pequeño; todo para que te sintieras cómoda y me dijiste: “Nadie se había tomado esa delicadeza antes, bueno mas bien por que nunca estuve en una situación así. ¿Quién eres Alejandro?- después de esa pregunta, solo bese tus pies.

A veces me pregunto como te enamoraste de mí, de aquel guitarrista que se paseaba en el pabellón y que por obra del destino, se sentó a tu lado. En ciertas ocasiones volviéndome más repetitivo que antes, como si en esa duda se concentrara toda mi inseguridad.

Me embarga tu llanto, como aquel que contemple cuando ofrecí un concierto privado para ti y tus padres bolereando y llorando con Pablo Milanes y en una de esas canciones, me diste tu mano, eternamente tu mano aunque no te llamaras Yolanda. Y por que sabes, y me los has dicho, que no eres guapa, sinceramente no me importa si lo eres o no, por que se que eres un torbellino de dudas e inseguridades, pero como todo se te antoja, conmigo hiciste una excepcion. Y se que no esperas nada de los hombres, por que coleccionaste amores desgraciados, pero cuando el tiempo hace resumen y los sueños parecen pesadillas, regresa aquel perfume de fotos amarillas y aunque se que no eres la mas guapa del mundo, juro que eres mas guapa que cualquiera.

Ahora estoy sentado en el sofá, esperando que llegues, esperando a que bajes como un ángel, queme hagas el amor como una puta, que me beses como si fuera la ultima vez que nos vamos a ver, salir corriendo de tu casa, perdernos en la inmensidad del mar sin fin, que nadie nos encuentre, donde no necesitemos dinero, solo nos necesitemos tu y yo. Ya no quiero recordarte, rehaces mucha falta, quiero sentirme libre contigo como aquellos ratos de todas mis calenturas, quiero vivir contigo, quiero morir contigo.

A últimos momentos, empiezo a tomar conciencia sobre la palabra del Mesías, aquel Maestro de Galilea, ese Nazareno, aquel cristo de los gitanos, ese que siempre llevaba sangre en las manos por desenterrar, aquella Persona que anduvo por donde estuvimos 4 días, en el pueblo andaluz, donde escuchamos la Saeta de Serrat. Ahora que tomo conciencia y la empiezo a desarrollar, si el Padre de todos los hombres fue el creador de todo, contigo hizo una excepcion, o en un descuido te le escapaste de los reinos imperecederos, y no quiero que te me vayas para nada, por que eres mi duvalin, y no te cambio por nada.

Que Dios nos perdone, pero el no puede hacer lo que tu haces todas las tardes, pobre infeliz Omnipotente.

Tu Sonrisa Decora La Tarde.

Powered by Castpost

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s