Cuarto 73

Los sinsabores, los sinquehaceres, y demás circunstancias adversas que nos llevan hacia ti, hacia ese callejón sin salida, el lugar donde nos atrapas, donde nos cautivas, donde aplacas el maldito deseo que llevamos por dentro, donde enfrías nuestra calentura, donde bajas una erección, donde satisfaces nuestras fantasías, donde nos colmas de besos.

Llegar a ese callejón, no saber con quien me acostare esta noche, no saber quien aplacare este deseo, no saber quien maldita sea sollamara todo mi libido, a fin de cuentas no saber cuanto pagare.

En ocasiones desprecio el adjetivo calificativo de llamarte “puta”, más sin embargo, lo reclamas, reclamas en cada penetración, en cada embestida que te reclame como una “puta”, que te desprecie como a una “golfa”, porque técnicamente no pasas de la raya y no pasas de ser una maldita “golfa” una asquerosa “puta” que se cruza en nuestros caminos, diantres, pero si no eres más que una mujer, una persona, un ser humano, eso que siente, eso que tiene sentimientos, que perdona a su padrote a costa de golpes y bofetadas, inclusive al ultraje, eres más que una mujer común y corriente, satisfaces deseos que la esposa por conservadora no concede, satisfaces circo, maroma y teatro en la cama, porque estas dispuesta a todo, para ti no hay imposibles, para muchas si.

Desde los albores de la humanidad nacio tu arte floreciente llamado “Prostitución”, has soportado de los mas diversos calificativos y nunca has dicho nada, jamas has replicado, porque desde “burrita” hasta ser un “golfon”, que más puedes hacer por el hombre, si no pasas de acostarte con él, jamas podrás cambiar una vida, pero existe la excepción, pero puedes indefectiblemente cambiar una noche.

Pensar que todo empieza desde “B”, no hay principio, no hay fin, es seleccionarte entre el muladar de mujeres, como el pepenador urga entre la basura para encontrar algo que comer, así te selecciono, con tu vestimenta en cueros, si eres mi mujer de la vida galante, ya en un auto quieres terminar ese momento, quieres matarlo de una vez por todas, ya nada importa, te encuentras conmigo y te digo que la noche es joven.

Así vestida de “Glamour” de segunda, con tus prendas despampanantes, unas sombras que borran el color de tus ojos, un labial café cobrizo L716-01, con una fresca capa de gloss, tu maquillaje que no deja lugar a dudas que no eres mas que una mujer de la calle, tu blusa escotada que provoca infartos, tu minifalda que al sentarte podriamos apreciar un espectáculo mejor que cualquier otro, un aroma a perfume que no me hace recordar otra cosa que a jazmines, aún así, te invito a cenar.

Mostrarte que la vida no es tan dura, que la vida puede ser un poco más bonita que el dia de ayer.
Enseñarte que lo más hermoso de la vida es confiar, sin pedir nada a cambio.

Reír sin parar, dialogar, convivir, cada minuto contigo vale oro para mí, para ti es solo parte de tu oficio, quizás puedas acordarte de mí algún día, y creeme no dudare en saludarte.

Rememoro con dulzura aquellas transacciones sexuales mercantilezcas, las rememoro con pasión y amor. Burrita por todos los tiempos, tu no cambiaste mi vida, no cambiaste mi noche, pero si lograste que olvidara todo mi ayer, presente y futuro, lo convertiste en un momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s