Jefe Diego y el Art. 7o Consticional

Carlos Salinas de G. y Diego Fernandez de Cevallos

No han quedado residuos de lo que fue, hasta en este momento el “Jefe Diego”; la prensa ha sido silenciada por determinada cantidad de dinero o simplemente porque se pueden ver afectados sus intereses economicos.

De nuevo nuestra Carta Magna deja entrever que las lagunas de la misma estan a merced, y la excepcion que confirma la regla, los altos mandos sin necesidad de la alta educacion busco y encontro  la via de excepcion para poder aplicar en dispositivo legal 7 de la Constitucion Politica Mexicana.

El Cuarto Poder ha sido coartado deliberadamente y el pueblo de cierta manera esta contento, no sabemos nada del “Jefe Diego”, por petición expresa de sus familiares se pidio a la prensa ya no hablar más del asunto, para no entorpecerlo más. Desde ese momento quedamos al arbitrio de nosotros mismos.

Secuestro, narco-secuestro, auto-secuestro, cualquiera que fuera el movil, la libertad de imprenta ha sido silenciada.

Nuestro Artículo 7o Consitucional relativo a la libertad de imprenta, que es a la propia conducta, es relativo e independiente y es un derecho subjetivo público, en el cual el sujeto activo es todo gobernado (persona física) y que tiene la libertad especifica de escribir y publicar y la extension comprende los medios escritos, revistas libros, etc.

La limitación constitucional consta en que no se ataque la vida privada, cuando constituye un delito sobre personas en su honor, injurias, difamaciones; que las regula el Codigo Penal Federal. Se ataque a la moral, se perturbe la paz pública, traición a la patria, rebelión y sedición.

Así mismo, esta garantía consta de dos seguridades Constitucionales:

  1. No encarcelar a los expendedores, operarios, papeleros o demás empleados.
  2. No secuestrar la imprenta como instrumento de delito.

Aquí se encuentra la clave para que podamos saber el porque se nos ha privado de esa información. Solo nos resta esperar y esperar hasta ese momento en que el “Jefe Diego” vuelva y se junte con su acerrimo compadre. O quizás ya esten juntos en un paradisiaco.

Los dejare con esta pieza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s