Boûpe – X

Tenía tantos días que no te veía, pareciera que te esfumaste. El Boupe conmigo es solamente ello, un simple hotel en medio de la nada, y de verdad me agrada mucho saber que estas bien y que has regresado. 

En efecto sigo aquí, y no, no puedo encontrar la salida, de hecho hace unos días atrás me encontraba en ξ Alzir, se que ahí esta la salida, se que en esa ala se puede salir de aquí, pero son demasiadas las salidas y es tan distante de aquí que resulta muy agotante. Ya no escarbo entre el tumulto que deje, mas bien trato de acomodar todo a como estaba antes, y no se que me inquieta mas si cuando bajas por esas escaleras o cuando no lo haces; cuando lo haces se que puedo conversar contigo y añoro tu leve consuelo por las largas horas que conversamos, cuando no lo haces me encuentro conmigo mismo, pero es mucho el miedo que siento cuando ocurre ello, me da mucho miedo la soledad.

Claro que sigo pensando en ella, no puedo dejar de hacerlo, jamas lo haré, eso no esta en mis planes, y lo hago porque el estambre rojo sigue ahí, sigue esa conexión, se que esta muriendo por el otro lado, pero por este lado no ha pasado ello, solo esta un poco enterrada y quiere salir a la luz, quiero descubrir como poder meter todos estos pensamientos en esa conexión, porque no dejo de pensar ni un segundo en ella.

Minutos antes de que bajes, miro por la ventana la luna, es una sola, y se que ella también la esta viendo, por ello mantengo la fe, un hombre sin fe estaría totalmente perdido, yo estoy encerrado aquí y afuera hay una bestia que duerme, lo se porque en ocasiones escucho cuando recorre los pasillos, y siento tristeza por el, porque no tiene a nadie, nadie no ha llegado aún, entiendo su desesperación, pero se que es una abominación. El quema es despreciable, es voraz, atroz, y cuando se encuentra cerca solo pienso en ella, pienso en sus ojos, en sus labios, en sus manos, en sus besos, en las ganas de volverla a ver, de abrazarla, de decirle que siempre sueño con ella y la abominación desaparece.

Pienso en ella porque es mi salvación, y aún así ella no este conmigo aquí pensar en ella me alivia y cuando lo hace mas la extraño, pero no logro poder hacer llegar ese mensaje, se que no llega, se que no siente lo mucho que la extraño y lo mucho que la necesito.

Ya mi café se enfrió y aun ello me la recuerda. 

No busco la reacción del público, estoy hablando con Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s