A Country Story – II

En la inmensidad de la oscuridad, en la noche, y solo una pequeña fogata es difícil conciliar el sueño, puede ser la radio, algún animal, el ruido del Río Humboldt o la misma soledad la que hace que sea imposible ello. Sintonizaba la KNYE 95.1 FM The Big Voice of the Valley y escuchaba que era pasada la una de la mañana, y me dispuse a hervir agua para un café…..

Prepare café para los dos, una sola taza. Bebimos de la misma taza, recuerdo que ella no compartía de su café, pero lo hizo conmigo. Bebíamos de la misma taza, en muchas ocasiones tomaba café y le daba un beso y ahí lo compartíamos, era un café delicioso, un solo café para los dos, mientras pasábamos la noche platicando hasta altas horas de la noche, perdíamos la noción del tiempo en esa casa, nos perdíamos abrazándonos, besándonos, haciendo el amor, hasta quedar dormidos, hasta soñar juntos, soñando con ella…..

Desperté de mi letargo, el viento hojeaba mi pequeña agenda, veía anotaciones de ella, la fogata casi se extinguía y mi café se quedo ahí, maldita sea, no sabía a lo mismo, nunca mas un café me supo a lo mismo, solo era café, por mas que quise repetir la formula, jamás volvió a ser el mismo. La radio marcaba las 2:44 am y la oscuridad era avasalladora, el cielo estaba completamente estrellado, yo la recordaba mas y mas, la extrañaba tanto, la amaba tanto, me hacía tanta falta y lo único que pude hacer fue abrazarme de las pocas fotos que tenía y de un sin fin de recuerdos en la oscuridad.

En unos minutos mas seguiría mi camino, me encontraba cerca de Dry Susie Creek y seguiría por la Interestatal 80 para llegar a Elko, la idea es poder llegar por la noche a Salt Lake City y poder descansar un poco, pero siendo honesto mi cuerpo podría descansar, pero mi alma no. Las autopistas son rectas en ocasiones y muy prolongadas, eso cansa, y confunde a la mente, el calor de medio día es muy agresivo y tengo que llegar a una estación de gasolina para poder tomar agua, aún faltan unas horas para que empiece amanecer. La estación marcaba las 3:25am, apague los vestigios de la fogata que había prendido, bebí mi café, tome mi agenda, doble unas cobijas que cargaba conmigo, metí todo en la cajuela y me dispuse a seguir mi viaje, mi viaje hacía ella.

Encendí mi Plymouth y me dispuse a conducir.

La extrañaba tanto a estas horas de la madrugada, buscaba un teléfono público para poder llamarle y escuchar su voz aunque sea por un segundo, me moría por escucharla, era lo único que deseaba en ese momento, me faltaba tanto por recorrer para poder llegar a ella, y verlas.

No me olvides, voy lo mas rápido que puedo mi amor….

Anuncios

Get me out of here!!!!!

Hay lugares en la tierra que son horribles, que son malos, que son hermosos, que son buenos……………………

Estoy ahí, el sueño me vence, llevo despierto tantas horas que he perdido la noción del tiempo, solo escucho a gente decir atrocidades, y se que tarde o temprano también me tocara estar en ese lugar. Un lugar de infamia, un sitio despreciable, lastimero, donde cada pared habla por si sola, tanto llanto, tanta desesperación, pero ahí estoy. Los escucho hablar una y otra vez, una y otra vez, frente a mis ojos tuve a un violador y asesino, frente a mi despotricando estupideces y tonterías a una asesina, frente a mi veía la desolación de un mundo fraguado, es el lugar lo más parecido a un manicomio, lejos de una prisión. Solo escuchaba la voz de esa persona diciéndome: Yo la viole y la mate, yo la viole y la mate.

Algo sucedía en ese lugar, lo mas siniestro se fraguo en las mentes de aquellos perturbados y yo no estaba tan distante de ello, ya tenía un pie puesto en ese lugar, en ese infierno, me condene a ese infierno para siempre. El violador me lo dijo al oído: “Bienvenido a esta mafia” Cuando me puse a desmenuzar la escalofriante bienvenida, se me helo la sangre, sabía y al a vez no sabía donde estaba. Tengo miedo de no volver a salir de aquí, estuve sentado y a mi lado un violador y asesino, emparejados por el destino, el en su lugar y yo en el mío. Lo único que le pido al Señor es que me de el valor, la fuerza, la entereza y el coraje de poder seguir en mi camino, de poder seguir aquí y poder sanarme.

Mi familia esta bendecida, es lo único que me reconforta. Que Dios bendiga a toda forma de vida humana.

“The path of the righteous man is beset on all sides by the inequities of the selfish and the tyranny of evil men. Blessed is he who, in the name of charity and good will, shepherds the weak through the valley of the darkness. For he is truly his brother’s keeper and the finder of lost children. And I will strike down upon thee with great vengeance and furious anger those who attempt to poison and destroy my brothers. And you will know I am the Lord when I lay my vengeance upon you.”

Ezekiel 25:17

A Country Story

Un día se levanto, tomo una ducha, se alisto, tomo las llaves de su viejo Plymouth Cranbrook, partió de ese motel de mala muerte, 4:15am marcaba su reloj. Salio de The Martin Hotel en Winnemucca, Nevada para poder llegar a Prentice, Wisconsin para poder ver a su amada y a su hija.

El camino sera duro pero vamos en camino, saliendo por la Interestatal 80 sera mas ligero, y sintonice la KNYE 95.1 FM The Big Voice of the Valley, a esa hora se escuchan puras noticias, pero ninguna noticia de ella. Apenas va amaneciendo y ya se deja ver la carretera, vacía como lo suelen ser las autopistas de Nevada, no tengo mucho dinero para pagar un motel, así que tendré que improvisar algo a medio camino, a media noche. Cambiaba de estación continuamente, nada me tranquilizaba mas que el retrato de las dos en el retrovisor y una pequeña nota diciendo “I’ll be waiting for you, don’t be late”, eran meses que no las veía, meses que parecían años. Cargaba con una buena ración de café, crema en polvo, azúcar, cigarrillos, algunas galletas, sabía que no era un viaje de horas, mas bien días pero tenia mucha fe en que llegaría pronto a mi destino y así poder reunirme con mi familia; llevaba mucho tiempo solo, alejado de ellas, pero su retrato en el retrovisor me lo indicaba todo, iba lento pero con paso firme.

El calor hacia estragos en mi persona, tenía sed, y me dispuse a parar un momento en el acotamiento y darle un poco de descanso a mi viejo Cranbrook, por la ventana trasera podía ver unos regalos que llevaba, ciertos detalles, entre ellos un conejo de peluche. El agua estaba caliente y los 43°C no ayudaban mucho, en ciertas ocasiones llegaron a parar algunos autos ofreciendo ayuda, pero no la necesitaba y les decía amablemente que solo descansaba. Me encontraba un poco preocupado por que eran las cuatro de la tarde aproximadamente, en unas horas mas empezaría a anochecer y mi bolsillo se encontraba muy justo, solo gasolina y galletas. Solo descanse un poco mas y seguí mi recorrido, por ahí en la radio sonaba No shoes, No shirt, No problems de Kenny Chesney y recordaba mi juventud, no había problemas.

Me encontraba solo, la radio, su retrato y ya estaba la puesta del sol, me encontraba cerca de Carlin, Nevada, probablemente pasaría ese condado y 50 kilómetros adelante pararía unas horas para descansar, hacer alguna fogata, beber algo de café y dormir un poco; el clima puede ser muy inclemente en el desierto y peor en este, en el desierto de Nevada, tanto por las bajas temperaturas que asolan la noche y los animales que podrían estar merodeando mi lugar en la noche.

Hacia dos horas que había pasado de largo Carlin, necesitaba aparcar y estar en carretera dentro para así poder improvisar un campamento. me interne por Chestnut St. para poder adentrarme un poco y acampar cerca del Río Humboldt y así lo hice. Improvise una pequeña fogata, donde pude calentar agua para un café y calentar una lata de frijoles y poder pasar la noche, después de haber cenado, me prepare mi café y saque de mi guantera una pequeña agenda que ella me había regalado y un paquete de cigarrillos mientras seguía escuchando la radio con un poco de interferencia; veía su letra, sus mensajes, sus notas para mi, algunas fotografías donde salíamos juntos. Termine mi cigarro, cerré la agenda y mi mirada se perdió en el cielo obscuro y miles de estrellas.  Resulta hermoso escuchar como fluye el río. Me dispuse a dormir, abrece mi pequeña agenda, me acerque a su retrato y les di un beso.

Voy en camino.

Boûpe – VII

1:20am

Es extrañarla cada momento quiero que sepa, es extrañarla. Y no puedo enumerar cada una de ellas porque no tendría fin. Pero extraño tanto su persona. Recuerdo el café, uno solo para los dos. En ocasiones la vida es muy dura y te orilla a que aprecies cada detalle pero desde otra perspectiva, en ocasiones siento que no lo voy a lograr y que me quedare en el camino. Vidas tan distintas y sueños tan iguales. Es tan difícil soltar una palabra, a mi me es muy difícil en este momento porque estoy muy lejos, porque duele el alma, duele el corazón, duele cada fibra de mi ser, ya no distingo los sabores, tantos cigarrillos terminaron por acabar con ello.

A veces pienso que las almas destinadas a estar juntas, por separadas que estén, estas se siguen comunicando constantemente, en un lenguaje que desconocemos, cuando se da la opresión en el pecho es por ello y como no entendemos su lengua duele. Duele de una manera que no puedo entender, que no reconozco, que me abruma, porque si tan solo pudiera volver a aquella noche, hubiera preferido no despertar jamas, sabría que ella estaría arrullándome en sus brazos con sus manos, abrazándome hasta la eternidad. Estaría con mi amor.

And what if you could go back in time and take all those hours of pain and darkness and replace them with something better?

And I find it kind of funny
I find it kind of sad
The dreams in which I’m dying are the best I’ve ever had
I find it hard to tell you,
I find it hard to take
When people run in circles it’s a very, very
Mad world, mad world.

Boûpe – VI

1:15am

El Boupe se quedo solo esa noche, esa noche no llego, esa noche me quede esperando largas horas, pero pareciera que el tiempo se había detenido, curiosamente el tiempo corre mas lento en la soledad que en la compañía. Se podía escuchar cualquier sonido, escuchaba con frecuencia el recorrido de un ratón, o como el viento soplaba y se colaba por las ventanas; las luces eran tenues, la quietud era implacable. Tomar café solo es tan desolador como el paraje mas inhóspito, es preparar el agua, dejar que hierva, y servirla, menear, sentarse y esperar. Creo que el tiempo en ocasiones es condescendiente con nosotros al permitirnos pensar y reflexionar en la paz y soledad.

Aún queda mucho tiempo por estar en el Boupe, pero me gustaría mas estar en mi casa, extraño tanto mi hogar y las bonitas cosas que ahí sucedían, algunas tristes, pero sobre todo bonitas. En ocasiones tomamos decisiones, ya sea enojados, rabiosos, con dolor, con tristeza, de cualquier modo que haya sido, nos definen en el presente y en la posteridad aun en la incertidumbre, aún antes de tomar la decisión, esta define.

Decidí ser EL. Solo EL porque nunca lo olvido.

Las oportunidades definen nuestra vida. Incluso las que se nos van.

 

Some Things You Never Forget by The Curious Case of Benjamin Button

Oda

Recuerdo que no estabas ahí,

recuerdo que solo eran momentos,

recuerdos ya muy desgastados,

recuerdos ya muy olvidados.

 

Recuerdo la última ves que te vi,

recuerdo tus palabras certeras,

recuerdo el último beso que te dí,

recuerdo la última vez que te abrace.

 

Recuerdo que me haces falta,

recuerdo que hable contigo una última vez,

recuerdo tu tristeza,

recuerdo que te amo.

 

Papa

 

Dying Away by The Curious Case of Benjamin Button

Boûpe – V

Me hablo de los lugares que había visitado y lo que había visto y hablamos hasta justo antes del amanecer, volvimos a nuestro cuarto…. a nuestras vidas separadas. cada noche volvíamos a encontrarnos en el vestíbulo, un hotel a mitad de la noche puede ser un lugar mágico. Tiene algo tranquilo algo reconfortante, saber que tus seres amados están en sus camas, donde nada les puede hacer daño. Perdíamos el sentido del tiempo hasta justo antes del amanecer.

Meeting Again by The Curious Case of Benjamin Button